Frontera arrolladora

Frontera arrolladora

Y al pasar la frontera que nos separaba, me doy cuenta que prefiero ser espectador que protagonista… Porque si es verdad que admiré siempre su capacidad de trascender, la firmeza de sus pasos y la contundencia de su voz que me convenció… le entregué todo...
Otra carta para ti, que no me lees

Otra carta para ti, que no me lees

Lo bueno de no haberle puesto remitente a aquella carta, es que no nos compromete a ninguno… al menos más allá de la complicidad interna. Y como siempre, hay mucho que decirte; pero quizás poco tendrás que leer. Pudiste haber sido tu, si es verdad. Pudiste, y...