Portada Blogger (3)En artículos anteriores, hemos conversado de la importancia de nuestros actos en el transitar de la vida, la pasión y el poder de las palabras. Entendemos que la palabra es un decreto, y que cumplirla a cabalidad es uno de los pasos hacia el éxito en cualquier ámbito, más allá de lo personal, en lo colectivo. Y que si aseguramos nuestras metas y objetivos aportamos el granito de arena que necesita el mundo. La lucha es personal, para inspirar al prójimo.

Hay mucho más allá de “esperar mucho por el otro”. Sómos nosotros mismos los encargados de darlo todo por nosotros mismos, el resultado de ello será replicado por nuestros semejantes. “Hay que vivir y dejar vivir” me decía una colega, cuando en mi frustración y rebeldía intentaba imponer mi ritmo de vida, en el de los demás. Entendí precisamente eso, si en realidad vivimos lo que nos toca y lo que forjamos, déjaremos vivir al otro. Cada uno de nosotros es el encargado de mover las piezas para que el mundo funcione a medida, para que gire cada día, incluso, cuestionar su funcionamiento desde y para nosotros permitirá corregir y poner a tiro una nueva oportunidad para hacerlo bien.

Noel Schajris, cantante y compositor, ex integrante del duo Sin Banderas en su canción “Momentos”, deja una frase magistral para el uso cotidiano, “La vida es un millón de momentos, los días de prisa se van”, traducción: transitar por cada momento vivido, antes que perezca el tiempo; ¿Y qué hacer en el tiempo? ¡Inspirar! llegamos a la vida con un objetivo donde muchos se despiden de ella sin conocerlo. Mientras encuentras el sentir de la vida, inspira; mientras pasan los días, inspira; De manera qué, cada acto que realices debe dejar sobre los que te rodean, momentos que inspiren a los otros.

Cada ser humano, tiene consigo la capacidad de hacer momentos y situaciones que marquen precedentes y por ello, inspirar no es cuesta arriba, cuando se entiende que si cada uno de nosotros mueve las piezas correspondientes, tendremos sociedades que inspiren a otras, a mover al mundo en la dirección correcta.

La inspiración, es la musa adquirida por momentos y situaciones que hemos vivido o que idealizamos en nuestra mente, poniendo en práctica cada paso de nuestro transitar, para inspirar lograremos la vida inspiradora que todos el algún momento planeamos en nuestra mente.